22
Mar, Ago

El gerente del Hotel Essentia de Aracena, Álvaro García.

CARA A CARA

El Hotel Essentia es un establecimiento ubicado en Aracena que se ha propuesto convertirse en todo un referente de la comarca, tal y como explica en esta entrevista su gerente, Álvaro García.

¿Qué es el Hotel Essentia?

Es un pequeño hotel boutique gastronómico con siete habitaciones doble estándar, cada una con temática diferente, y dos apartamentos dúplex; uno para cuatro personas y otro doble con jacuzzi para momentos y ocasiones especiales. En nuestras instalaciones destaca la piscina que tenemos en la terraza con vistas panorámicas del pueblo de Aracena hacia la Plaza Alta o el Castillo. Tenemos un huerto ecológico urbano en la zona trasera con verduras e hierbas aromáticas y tenemos también el patio principal y original que tenia la casa y que compartimos con el restaurante a la carta y el gastrobar.

Además del alojamiento, ¿qué otros servicios ofrece este hotel?

Hacemos eventos de todo tipo como bodas comuniones, cumpleaños, presentaciones de libros de artistas de la zona… Tenemos una exposición permanente de pintura, escultura y fotografía que renovamos de forma periódica. Hemos querido abrir las puertas de nuestra casa al pueblo y abrirlo a la cultura con el fin de potenciar las artes de aquí. Queremos que sepan que tienen nuestras instalaciones disponibles y que estaremos encantados de ayudar.

¿En qué consiste la oferta del restaurante y el gastrobar?

Hemos querido segmentar nuestra línea de restauración con un gastrobar de tapas, abierto de ocho de la mañana once de la noche, en el que empezamos con desayunos tradicionales de la sierra y desayunos internacionales para completar la oferta gastronómoca. Luego tenemos el gastrobar de tapas, con tapas elaboradas con productos de la zona y proveedores locales que van desde los 2,50 euros y son asequibles para todos los bolsillos. Después tenemos el restaurante a la carta con la misma línea gastronómica de calidad y raciones más amplias en un ambiente más formal y serio. Ofrecemos un menú degustación que maridamos con vinos andaluces. Son platos seleccionados de nuestra carta y está siendo nuestra fuerte apuesta de negocio. Podemos decir que tenemos la bodega más grande de la provincia con más de 200 referencias de vino nacionales e internacionales, pero con especial atención a los andaluces y las pequeñas producciones en las que se cuida la uva y el proceso de elaboración del vino. Queremos potenciar nuestra tierra.

¿Estamos hablando de precios asequibles?

Sí, muy asequibles. Hemos querido seguir la media de otros sitios y no ser elitistas o inaccesibles. Tenemos tapas que van desde los 2,50 euros hasta platos de 20 euros en el restaurante. En el gastrobar se puede comer por 10 o 12 euros con postre y vino, por ejemplo.

¿Las instalaciones están abiertas a todo el público o solo clientes del hotel?

Queremos dejar claro que no somos el típico hotel cerrado al público de fuera. Tenemos las puertas abiertas para el que quiera tomar un simple café o comer. Incluso mucha gente viene solo a visitar las instalaciones. Queremos que entren y vean que esto es una oferta más de la zona.

¿Qué otras actividades paralelas ofrece el hotel?

Además de nuestra actividad normal, solemos ir programando diferentes actividades a lo largo del año. Hemos tenido las Noches de Essentia con actuaciones musicales o teatro. Para octubre estamos preparando un programa de catas con la idea de divulgar y enseñar nuestra gastronomía a través de un coloquio que ponga en contacto al consumidor y el productor. Habrá catas de vino, de quesos, de ibéricos… Queremos enseñar de dónde viene el producto, cómo se elabora y quién lo elabora.

¿Qué son las Noches de Essentia?

Fue un programa que creamos el año pasado donde pretendíamos dinamizar la oferta de ocio de la comarca, creando un espacio más para disfrutar de la música y de la cultura. Decidimos contactar con artistas locales y del entorno y hemos conseguido ser un espacio de referencia en el verano serrano. Por 16 euros se disfruta de un menú especial con tres platos, postre y bebida y espectáculo musical o de teatro en un marco incomparable.

¿Cuál es vuestro objetivo en la comarca?

Nuestro objetivo es conseguir que nuestros clientes disfruten con lo que hacemos. Lo que queremos es poner en valor el territorio, nuestro producto, el pueblo y la sierra, que la gente nos visite y se conozca. Cuanto mejor nos vaya a todos mejor es para el territorio en general. Queremos sumar y seguir avanzando.