19
Dom, Nov


                           

CARA A CARA

Extremeña y docente de profesión, la artista expone su obra “Desenfoques” en Gibraleón en la Sala San Sebastián hasta el 31 de mayo.

¿Cómo surge la idea de exponer tus fotografías en Gibraleón?

Es un municipio que siempre me había llamado la atención. Leí en Internet que tenía un movimiento cultural importante, me puse en contacto con el Ayuntamiento de la localidad y le propuse exponer mi obra en ésta.

¿Cuándo nace tu inquietud por la fotografía?

Empecé a dedicarme a ella hace año y medio. Desde entonces he expuesto en ocho salas ubicadas en Badajoz, Mérida, Monesterio y Madrid. Tanto en estas ciudades como en Gibraleón la obra es la misma, pero con un gran recorrido en un corto período de tiempo. Estoy pendiente de exponer próximamente en Portugal.

¿Por qué “Desenfoques”?

Tiene un doble sentido. En mi obra van a ver físicamente unas fotografías con los fondos desenfocados y muy trabajados en las que el personaje se mantiene con nitidez. Los artistas tratamos de incidir sobre algo y hacer un llamamiento de atención sobre lo que mantiene ocupado nuestro pensamiento. Con estos desenfocados he tratado de transmitir gran parte de mis sentimientos.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?

Me llama mucho la atención la combinación de líneas de colores y las posiciones de los objetos. Me gusta sentarme y ver la vida pasar. Las veces que no tengo la cámara a mi lado lo lamento porque a menudo veo una posible fotografía, ese instante que me llama la atención y quisiera captar para siempre.

¿Cuáles son tus aspiraciones?

Compartir lo que hago e ir poco a poco.

¿Qué te parece el público onubense?

Muy acogedor. En Huelva hay gente encantadora y natural a la vez.